¿Qué es la trazabilidad alimentaria?

La normativa europea define trazabilidad alimentaria como la posibilidad de encontrar y seguir el rastro de todas las etapas de producción, transformación y distribución de un alimento. Este sistema permite conocer todos los pasos por los que pasa un alimento, desde las primeras fases de producción hasta que llega al consumidor.


Existen diferentes alimentos, como la leche de vaca, el pescado, el aceite de oliva, etc., que tienen establecidos por la normativa vigente sus sistemas de trazabilidad. El objetivo es que los productores aumenten la seguridad de los alimentos, además de que el consumidor obtenga toda la información necesaria para que la gestión de cualquier posible riesgo sea más fácil.


Esta herramienta empezó a cobrar fuerza cuando se produjeron incidentes en la seguridad alimentaria para poder vigilar los alimentos en su largo recorrido de producción. La carne de vacuno, de ovino, la leche, los productos vegetales y fruta, los huevos, los productos ecológicos, la comida rápida y los alimentos con denominación de origen son algunos de los que cuentan con sistemas de trazabilidad alimentaria. Gracias a este sistema se facilita la retirada de un alimento cuando es necesario.

Dónde estamos