¿Cómo combatir los contaminantes emergentes?

Los contaminantes de emergentes están relacionados con una serie de productos, cada vez más abundantes, con sustancias químicas que provocan daños sobre el medio ambiente y sobre la salud humana. 


La variedad de productos y sus posibles interacciones con otras sustancias del entorno hacen las sus consecuencias que provoquen puedan ser muy diversas. A medida que los científicos realizan más investigaciones y análisis, descubren nuevos efectos sobre nosotros, a los que hay que buscar una solución.


Para poder combatir este tipo de productos y sus causas la principal clave se encuentra en la concienciación de los ciudadanos para disminuir su presencia y efectos.


Otra de las acciones a tener en cuenta es la inversión en investigaciones y sistemas de análisis para detectarlos con rapidez o buscar nuevas formas de paliarlo. Pero este tipo de investigaciones no son baratas.  De hecho, los sistemas de saneamiento de agua están viendo que su control será difícil por el coste. Harían falta inversiones muy altas que suponen un incremento del precio de la tasa de agua.


De igual forma, para mejorar esta situación y poder acabar con los contaminantes emergentes, la legislación tendría que avanzar para establecer controles y límites, como ya se hace con otras, y que las empresas productoras asuman métodos para reducir, eliminar o sustituirlas.

Dónde estamos